CAMBIA TU LENGUAJE Y CAMBIA TU VIDA

Home/coaching personal, coaching profesional/CAMBIA TU LENGUAJE Y CAMBIA TU VIDA

CAMBIA TU LENGUAJE Y CAMBIA TU VIDA

El paso 30 de septiembre en el post CAMBIA TU LENGUAJE Y CAMBIA TU VIDA , comentamos los cambios que el lenguaje puede hacer en nuestras vidas, hoy os damos tres claves más para mejorar en nuestro día a día.

1. Sustituye todas las palabras absolutistas como siempre, nunca, jamás, por palabras que sean más flexibles, como a veces, a menudo, de vez en cuando, con frecuencia, casi siempre, casi nunca. Decir “nunca”, es un pensamiento extremista y la mayoría de las veces no es realista, si dices, “nunca me escucha cuando le hablo”, seguramente no es cierto, y es más acertado decir “me escucha muy poco cuando le hablo de mi madre”. Aplica la palabra «nunca» o «siempre» a sucesos que realmente ocurran siempre (o nunca), como «el sol nunca sale de noche». Para el resto, prohíbete usar esas palabras, ya que no te ayudan ni contigo ni con los demás.

2. Sustituye las palabras extremistas y exageradas por palabras más moderadas, como “es terrible” por “es bastante malo”; “es una catástrofe” por “es muy desagradable”. De este modo no exagerarás la «malignidad» de los acontecimientos. Si consideras que algo es terrible, pensarás que no lo puedes soportar y tenderás a huir de la situación y no afrontarla, mientras que si piensas que es muy malo pero no terrible y que, por tanto, lo puedes soportar, serás más capaz de afrontarlo y buscar soluciones.

3. Sustituye el «todo o nada» por un continuo, es decir, en vez de pensar que solo puede ser 1 ó 10, piensa que puede ser 1, 2, 3, 4, etc. Por ejemplo, en vez de decir, “el trabajo que he hecho es una basura”, di: “he hecho un trabajo de un 6”. En vez de pensar, “como no he triunfado, he fracasado por completo”, piensa: “no he triunfado y tampoco ha sido un fracaso total, tendré que desarrollarlo mejor”.

Al igual que el pasado post el objetivo es usar un pensamiento flexible, sin rigidez, que no se vaya a un extremo. Así que os invito a reflexionar y a que os atreváis a mirar dentro y fuera de vosotros, que miréis qué y cómo os habláis y os comunicáis con los demás y si vuestro lenguaje os moviliza a la acción o por lo contrario, os paraliza.

Comparte estas claves con los tuyos y si te gustó no olvides ¡darle me gusta y compartir!

About the Author:

Leave A Comment