VIRTUDES

Hace un tiempo leí sobre  el escritor, presentador de televisión y emprendedor suizo Alain de Botton, este dijo: “Vivimos en una sociedad en la que todo el mundo entiende que vayas al gimnasio para entrenar tus músculos. Pero si dices que estás trabajando “para transformarte en una persona más completa”, muchos te miran como si fueses “un rarito”. Yo no lo entiendo. ¿Acaso hay algo más importante?”

Y se pregunto: ¿Cualés son las 10 virtudes más importantes para un ser humano? Y  está es su lista:

  1. Resilencia: Seguir adelante cuando sólo vemos oscuridad en nuestro futuro. Aceptar que las decepciones y los reveses forman parte de cualquier vida humana. No asustar a otras personas con nuestros miedos.
  2. Empatía: La capacidad de conectar con las experiencias de otra persona. Ponerse en el lugar del otro y mirarse a sí mismo con honestidad.
  3. Paciencia :Aprender que las cosas no siempre son como nosotros queremos y que los logros muchas veces dependen de nuestra capacidad de aceptar y soltar nuestras urgencias para poder persistir en el camino.
  4. Ser comprometidos: De forma natural, todos buscamos recompensas en nuestras vidas. Pero también tenemos la capacidad de postergar esas recompensas y disponernos a pagar los precios necesarios para lograr nuestros objetivos o hacer algo por otra persona o por una causa.
  5. Buenos modales: Los buenos modales tienen mala fama. Normalmente asumimos que “ser educado” es sinónimo de “ser falso” y lo contrario de “ser nosotros mismos”. Pero los modales son una regla necesaria para cualquier civilización y están íntimamente asociados a la tolerancia: la capacidad de vivir junto a personas con las que nunca estaremos de acuerdo.
  6. Sentido del humor: saber tomar la vida con liviandad, tener la capacidad de reír y hacer reír a los demás.
  7. Consciencia de uno mismo: No hacer responsables a los demás de todos nuestros problemas o cambios de humor.  Conocernos y hacernos responsables de nuestras vidas.
  8. Perdonar: tener la capacidad de perdonar a los demás y de perdonarnos a nosotros mismos para no quedar atados a lo doloroso de nuestro pasado.
  9. Esperanza: El pesimismo no es necesariamente un signo de “inteligencia y profundidad intelectual”, ni el optimismo un reflejo de necedad.
  10. Confianza: A veces no alcanzamos nuestros sueños por el simple hecho de que no nos atrevemos a intentarlos. La confianza no es arrogancia, sino la consciencia de que nuestras vidas son cortas y de que, en realidad, tenemos muy poco que perder cuando nos arriesgamos a luchar por lo que queremos.

Posiblemente haya algunas con las que podamos estar más o menos de acuerdo o identificados, pero si usamos esta lista como disparador para nuestro desarrollo como personas, si todos y cada uno de nosotros las ponemos en práctica ¿cómo creés que serías ahora? Porque tan importante es cuidar nuestro cuerpo como de nuestra mente.

¡Recuerda aquí y ahora podemos empezar a mejorar cosas juntos!

About the Author:

Leave A Comment