7 hábitos de los equipos resilientes

Home/coaching profesional/7 hábitos de los equipos resilientes

7 hábitos de los equipos resilientes

Las empresas dedican una enorme cantidad de tiempo y esfuerzo en construir los mejores equipos, pero si un equipo no puede superar los contratiempos y dificultades, esos recursos pueden llegar a ser desperdiciados. Por ello, Fast Company ha consultado a varios expertos para que expliquen la forma de trabajo de los equipos resilientes.

Richard Citrin, PhD, fundador del talento y liderazgo de consultoría Citrin Consulting, asegura que el trabajo para mejorar “la resistencia del personal” puede ser aplicado también a los equipo, llegando a denominase “equipos resilientes”. Por ello, Fast Company ha elaborado una lista con siete consejos a tener en cuenta.

  1. Los equipos resilientes tienen una cultura de la seguridad psicológica. Es difícil construir equipos resistentes si las personas que los componen tienen miedo de expresarse o de cometer errores. Al menos eso es lo que asegura Len Glick, profesor de la Universidad Northeastern.Además, la creación de una seguridad psicológica se fomenta permitiendo a los miembros del equipo cometer errores o no estar de acuerdo, sin que ello tenga repercusiones negativas. Cuando los miembros del equipo se sienten seguros, son más propensos a tomar riesgos calculados y ser honestos con sus opiniones, incluso cuando son impopulares, lo cual puede conducir a la observación anticipada de pequeños problemas, antes de que éstos se engrandezcan.
  2. Saben comunicar claramente sus objetivos. Tener metas claras y alcanzables es otro sello distintivo de equipos resistentes, ya que todo el mundo sabe sus funciones y objetivos, asegura Glick. Pueden tener un conocimiento básico de la visión panorámica, pero son particularmente buenos cuando se trata de transmitir acciones y los resultados específicos.
  3. Tienen una baja rotación. Los miembros del equipo, en general, trabajan más cómodos en el largo plazo, por lo que mantener una baja rotación es importante para aumentar la resiliencia. Además, es un indicador de que los jefes del equipo están comprometidos con los miembros, lo que contribuye a la lealtad y a la motivación.
  4. Sus líderes tienen la cabeza fría. Según Kate Zabriskie, presidenta de la firma de desarrollo de talento Business Training Works, los equipos suelen imitar el comportamiento del líder, convirtiéndolo en un modelo a seguir. Por ello, los líderes de los equipos resilientes actúan con la cabeza fría, sin dejarse llevar por las emociones del momento.
  5. No evitan los problemas. Ya se trate de una situación estresante de trabajo, de asunto de personal o de un error, según Citrin, los líderes y equipos  resilientes  lo afrontan para evitar un mal mayor.
  6. Se enfrentan a los desafíos. Zabriskie  asegura que, al igual que las personas resilientes, estos equipos son capaces de buscar la salida correcta de una situación complicada y tienen la capacidad de replantear las situaciones negativas para ver lo que se puede cambiar para mejorar los resultados.
  7. Construyen las habilidades adecuadas. Con un entorno tan volátil, incierto, complejo y ambiguo en muchas empresas, los equipos tienen que aprender a ser ágiles como parte de su kit de herramientas de resiliencia, afirma Citrin. Los miembros que ayudan a desarrollar la capacidad de pensamiento crítico, la conciencia de sí mismo y la capacidad de comunicación le ayuda a estar en mejor sintonía con la situación a la que se están enfrentando, con las necesidades de los otros miembros del equipo y con la mejor forma de obtener éxito.

About the Author:

Leave A Comment